Gerencia

Los sistemas pasan, sin miramiento, por encima de todo, incluso del sentido común. El sentido común rechaza, con desprecio, a los sistemas de trabajo. La genialidad ve ridículos a los sistemas y al sentido común. Sin embargo el bien común, para la empresa y sus miembros, está en el equilibrio entre los opuestos.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES y comparte con nosotros la información del mundo de la veterinaria