Gerencia

Los buenos equipos acaban por ser grandes cuando, sus integrantes, confían los unos en los otros lo suficiente para renunciar al "yo" por el "nosotros".

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES y comparte con nosotros la información del mundo de la veterinaria