Fabula de la rana y el escorpion

Fabula de la rana y el escorpion

Había una vez una rana sentada en la orilla de un río, cuando se le acercó un escorpión que le dijo:

- Amiga rana, necesito cruzar el río. ¿Podrías llevarme en tu espalda?

- No. Si te llevo en mi espalda, me picarás y me matarás.

- No seas tonta —le respondió entonces el escorpión—. Si te picase, me hundiría contigo y me ahogaría.

 Ante esta respuesta, la rana accedió. El escorpión se colocó sobre la espalda de la rana y empezaron a cruzar el río. Cuando habían llegado a la mitad del trayecto, el escorpión picó a la rana. La rana, al sentir picotazo y darse cuenta de que iba a morir, le preguntó al escorpión:

- ¿Por qué me has picado, escorpión? ¿No te das cuenta de que tú también vas a morir?

A lo que el escorpión respondió:-—Lo siento, rana. Es mi naturaleza.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES y comparte con nosotros la información del mundo de la veterinaria