Editorial 65: El necesario equilibrio entre los opuestos | Veterinaria Digital

Editorial 65: El necesario equilibrio entre los opuestos

No es solo la fuerza, también la capacidad de adaptación y el diseño influirán en el futuro de la empresa

Dr. Jaime Borrell Valls | 23 JUL 2018 - 00:00

Editorial 65: El necesario equilibrio entre los opuestos

Desde siempre los estudiosos se han interesado por la influencia de la economía biológica (relación entre inversión energética y beneficio) en los comportamientos animales y vegetales. De ahí deriva el interés de los economistas y etólogos por la similitud entre los modelos económicos empresariales y modelos económicos biológicos.

En un modelo económico teórico las empresas luchan entre ellas para que sobrevivan los fuertes, pero la realidad funciona de otra manera. La formación de una empresa significa un acto generacionista (objeto de la empresa en su acta fundacional) y esto implica un diseño previo, ya sea porque contiene pequeñas variaciones ventajosas o diseños innovadores que se adelantan a las exigencias del mercado futuro. No es solo la fuerza, también la capacidad de adaptación y el diseño influirán en el futuro de la empresa.

En los modelos naturales prácticos las especies se transforman de modelos generalistas en otros más especializados como evolución ante la presión de la selección. Sin embargo, no pueden seleccionarse modelos que no existan o, como mínimo, que no contengan en su código genético la posibilidad de expresarse de una nueva forma. La aparición de un código genético en medio de una emergencia es poco probable.

Así, el estudio de los modelos económicos confirma que el diseño previo permite hacer frente a la presión selectiva futura (visión empresarial) o por lo menos reaccionar utilizando recursos organizativos previos a retos no previstos (adaptación empresarial). Si trasladamos esta capacidad de visión, o esta capacidad de adaptación, a los modelos naturales podemos concluir que solo un código genético capaz de enfrentarse a nuevos ambientes, o de adaptase a modificaciones del ambiente actual, garantiza la supervivencia de las especies.

En conclusión, la evolución de las formas vivas se produce por el equilibrio entre fuerzas opuestas (generacionistas y selectivas) que se necesitan mutuamente para existir.
 

ARTÍCULOS RELACIONADOS Artículos de nuestros expertos internacionales

Ver todos los artículos

NOTICIAS RELACIONADAS La actualidad de Veterinaria digital

Ver todas las noticias
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES y comparte con nosotros la información del mundo de la veterinaria