Antecesores de los humanos en el Mar del Tethys. Divulgación 89 | Veterinaria Digital

Antecesores de los humanos en el Mar del Tethys. Divulgación 89

VD | 02 NOV 2015 - 00:00

Antecesores de los humanos en el Mar del Tethys. Divulgación 89

Existe una tendencia generalizada a pensar que los ancestros de la especie humana vivieron, exclusivamente, en el valle del Rift (África sudoriental). Sin embargo en los últimos años numerosos descubrimientos están, cuestionando esta hipótesis, poniendo el foco de atención en las islas tropicales del desaparecido Mar del Tethys.

Dicho mar cubría, hace 100 millones de años, una amplia extensión del planeta ocupando la superficie que, actualmente, va desde el Mediterráneo occidental hasta Océano Pacífico. El movimiento de Laurentia (la actual África) y de la India hacia la Báltica (la actual placa euroasiática) cerró este mar (hace 10 millones de años) convirtiéndolo en el Mediterráneo y provocó su desecación hace 5 millones de años.

Estos movimientos hicieron salir a la superficie sedimentos, no petrificados, del fondo marino del antiguo Tethys y con ello se ha facilitado el descubrimiento de fósiles, de pequeños simios, cuyas características corresponden a, especies antropomorfas, antepasados comunes de gibones, grandes simios y humanos.

Entre dichos descubrimientos destacaremos 3 especies denominadas: Pieralopithecus catalaunicus con una antigüedad de 13 millones de años, Pliobates cataloniae con una antigüedad de 11,6 millones de años correspondientes al mioceno medio y Anoiapithecus brevirostris con una antigüedad de 9 millones de años. Todos ellos descubiertos en sedimentos del mioceno medio en Hostalets de Pierola (Barcelona). También podemos señalar  el fósil de Hispanopithecus laietanus con una antigüedad de 9 millones de años descubierto en Sabadell (Barcelona).

Las características anatómicas; que sitúan estos simios del Mediterráneo como los últimos antecesores comunes de gibones, grandes simios y humanos; se encuentran en la funcionalidad de las articulaciones del codo y de la muñeca. Ambas tienen una capacidad de rotación que no se encuentra en primates más primitivos pero sí en los simios antropomorfos posteriores.

ARTÍCULOS RELACIONADOS Artículos de nuestros expertos internacionales

Ver todos los artículos

NOTICIAS RELACIONADAS La actualidad de Veterinaria digital

Ver todas las noticias
SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES y comparte con nosotros la información del mundo de la veterinaria