HISTORIA DE LA VACUNOLOGIA Y SUS RETOS (IV) | Veterinaria Digital

HISTORIA DE LA VACUNOLOGIA Y SUS RETOS (IV)

16/01/2015 Vacunas

Pero para producir antígenos vacunales víricos, en cantidades suficientes para fabricar una vacuna, hacía falta desarrollar un procedimiento eficaz de multiplicación que, superando los procesos caseros de laboratorio, hiciese posible la producción industrial para satisfacer las demandas de una población que crecía a un ritmo exponencial y que estaba expuesta a graves enfermedades infecciosas. No fue hasta 1931 en que Goospasture demostró que ciertos virus podían crecer en las células de huevos de gallina embrionarios. Esto representó un paso decisivo para la búsqueda de un substrato que permitiese obtener virus en una gran cantidad para la fabricación de vacunas. Theiler aplicó este descubrimiento para producir la vacuna contra la fiebre amarilla, haciendo crecer el virus en cultivos de tejidos de pollo. La vacuna obtenida de esta forma se aplicó, con mucho éxito, en los países tropicales.

No obstante, una de las vacunas, que más impactó en la sociedad civil fue la de la poliomielitis. El virus de la poliomielitis se descubrió en 1909 y ocasionó fuertes epidemias los años 30,40 y 50 del siglo XX. Hasta aquel momento, la única fuente de virus para producir vacuna eran los tejidos nerviosos de los hombres y monos infectados, lo que proporcionaba una cantidad muy pequeña de virus para la experimentación. Era, por lo tanto, una limitación muy importante para avanzar en el conocimiento y caracterización de los virus de la polio.

Los primeros éxitos en cuanto a la producción masiva de vacunas bacterianas fueron durante la segunda guerra mundial, en producir industrialmente vacuna contra el tifus para la vacunación de los soldados americanos. Evidentemente, esta vacuna no representaba un reto demasiado difícil de resolver ya que los medios de crecimiento de las bacterias estaban bien desarrollados a principios del siglo XX y era solo un tema de escalado industrial de fácil solución. Posteriormente, un paso muy importante fue la producción industrial de la vacuna contra la influenza humana. El virus se multiplicó en huevos de gallina embrionarios, siguiendo los descubrimientos de Goodpasture y de Theiler. El virus obtenido así, una vez inactivado, se purificó mediante ultracentrifugación continua, para eliminar las reacciones adversas que podían producir las proteínas de los huevos utilizados como substratos.

Esto representó un paso importante en la producción de vacunas purificadas, reduciendo así considerablemente el peligro de la presencia de agentes adventicios humanos susceptibles de producir otras enfermedades, algunas de las cuales podían ser tan graves que podían incluso cuestionar las ventajas de la vacunación. 

Finalmente, y siguiendo el progreso constante hecho en el campo de los cultivos celulares a principios del siglo pasado, en 1949 John Enders descubrió en EEUU como multiplicar el virus de la polio en cultivos celulares de embriones humanos y monos. Por este descubrimiento le otorgaron el premio Nobel el año 1954.

Con el descubrimiento de Enders se abrió una puerta que permitió hacer avances hasta el momento insospechados, no solo en el campo de la vacunología sino en todas la áreas de la búsqueda virológica. Esto permitió a John Salk, el año 1953, producir la primera vacuna inactivada en formol contra la polio, tras producir virus en grandes cantidades en cultivos celulares de riñón de mono.

Estos primeros cultivos celulares eran cultivos primarios obtenidos a partir de órganos (mayoritariamente riñones de mono) que había que hacer crecer sobre superficies planas, esencialmente en frascos de cristal de tipo Powinsky o Roux. Con el tiempo se observó una evolución en esta tecnología y, a principios de 1980, el cristal fue sustituido por el plástico de un  sólo uso como soporte sólido, ya que este ofrecía ventajas evidentes, como una mejor adherencia de las células, unos rendimientos más altos y además, se podría prescindir del tratamiento con detergentes que era esencial en frascos de cristal para eliminar restos celulares. 

NOTICIAS RELACIONADAS Noticias de nuestros expertos internacionales

Ver todas las noticias

HABLAN DE ELLO EN NUESTROS BLOGS

Ir a blogs

En esta sección de nuestra revista veterinaria, encontrará artículos dedicados al sector agrícola y veterinario, las patologías y a la medicina veterinaria. Todos ellos están redactados por expertos y nuestros colaboradores. Deseamos que sean de su agrado.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES y comparte con nosotros la información del mundo de la veterinaria