COCCIDIOSIS EN RUMIANTES: COCCIDIOS INTESTINALES | Veterinaria Digital

COCCIDIOSIS EN RUMIANTES: COCCIDIOS INTESTINALES

09/08/2016 Intestino Perro captador de micotoxinas ALQUERNAT ZYCOX

Los coccidios que afectan a los rumiantes se pueden dividir en dos grupos según el tipo de ciclo, directo o intestinal o indirecto o extraintestinal.

Dentro del grupo de coccidios intestinales se encuentran géneros de la familia Eimeriidaetales como EimeriaCytoisospora y Isospora, y el género Cryptosporidium perteneciente a la família Cryptosporidiidae.

Muchos de estos nombres se conocen por su afectación a otras especies, como Eimeria de gran importancia en la producción avícola o Cryptosporidium que afecta a animales domésticos como el perro y el gato.

En ganado bovino, los dos coccidios más patógenos son Eimeria bovis y Eimeria zuernii que causan principalmente diarrea líquida en animales jóvenes y también se han relacionado con sintomatología nerviosa. Cuando este problema se vuelve crónico existe una alternancia entre heces pastosas y líquidas y se disminuye el rendimiento productivo.

En oveja y cabra, los principales parásitos con más efecto son del género Eimeria aunque de diferentes especies.

En cabra, las especies más patógenas son Eimeria arloingiEimeria nenakohlyakimovae y Eimeria crhistenseni. En cambio, en las ovejas destacan por su patogenicidad Eimeria ovinoidalis y Eimeria crandallis.

La coccidiosis en pequeños rumiantes produce más mortalidad que en vacas y suele afectar a animales jóvenes de entre 3 y 8 semanas de edad. No obstante, la sintomatología es muy parecida, y la lesión principal es una enteritis catarral, llegando a ser sanguinolenta o necrotizante según el caso.

Para prevenir la coccidiosis se han empleado diferentes coccidiostáticos ampliamente usados en otras especies, tales como la robenidina, monensina, toltrazuril, diclazuril, salinomicina o aprolium. Pero actualmente, ninguno de estos coccidiostáticos se encuentra en la lista positiva del registro de la Unión Europea para su uso en animales rumiantes, para evitar su mal uso, toxicidad o la producción de resistencias.

Por esta razón, es necesaria la búsqueda de otros coccidiostáticos naturales para su uso como preventivos. En otras especies, como en pollos su uso ya está más extendido y han mostrado buenos resultados frente al uso de vacunas o coccidiostáticos químicos. El mecanismo de acción de estos coccidiostáticos naturales se basa en la optimización del sistema inmune intestinal, para interrumpir la reproducción de los parásitos.

 

NOTICIAS RELACIONADAS Noticias de nuestros expertos internacionales

Ver todas las noticias

HABLAN DE ELLO EN NUESTROS BLOGS

Ir a blogs

En esta sección de nuestra revista veterinaria, encontrará artículos dedicados al sector agrícola y veterinario, las patologías y a la medicina veterinaria. Todos ellos están redactados por expertos y nuestros colaboradores. Deseamos que sean de su agrado.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES y comparte con nosotros la información del mundo de la veterinaria